,

EDUCACIÓN CANINA: ¿CÓMO ENSEÑAR A MI PERRO LA ORDEN DE SENTARSE?

Para beneficiar la convivencia entre todos es importante que nuestro perro aprenda algunas normas o pautas básicas de educación y obediencia desde cachorro. Todas las pautas que aprenda serán beneficiosas para su conducta, con el fin de conseguir un buen comportamiento y obtener un animal de compañía equilibrado, obediente y feliz.

¿Quién no quiere que su perro/a cuando juega libremente por el parque acuda rápidamente a su llamada para volver a casa, en lugar de estar media hora para cogerlo? ¿O salir a pasear y ser nosotros quien pasea al perro/a y no él/ella a nosotros a base de tirar de la correa?

La educación de nuestro perro o cachorro tiene que ser global, y no centrarse únicamente en que ejecute una o dos órdenes. El perro tiene que estar socializado y comportarse de manera adecuada, tanto dentro de cómo fuera de casa. En la publicación de hoy te queremos enseñar cómo puedes llevar a cabo la orden básica de sentarse y qué beneficios puede aportaros.

 

¿Cómo realizar la orden con mi perro?

El proceso de educar empieza en el mismo momento que el perro/perra entra a vivir en casa desde cachorro y se extiende a lo largo de toda su vida. Hay que tener muy claro que la forma y contenidos varían en función de la edad de nuestro perro, por lo tanto, no podemos pedirle a un cachorro lo mismo que a un perro adulto.

Para llevar a cabo la orden de sentarse, hay que asegurarse que nuestro perro está atento y concentrado en lo que le pedimos.

En primer lugar utilizaremos un premio (comida especial para perros) y lo mantendremos cerca de su nariz, con el olor del premio captaremos su atención. A continuación moveremos el premio lentamente hacia atrás, sobre su cabeza .Al seguir la comida con la cabeza nuestro perro acabará sentándose i en ese momento tendremos que decir “siéntate”. Tan pronto como el perro se haya sentado tendremos que felicitarlo con voz agradable y haciéndole caricias le entregaremos el premio. Recordad que la educación siempre tiene que ser en positivo.

Si nuestro perro no se sienta de forma automática, podemos bajarle nosotros mismos su lomo, ejerciendo una leve presión hacia abajo. La presión tiene que ser leve para que el perro acabe de sentarse solo. Al mismo tiempo que inducimos al perro a sentarse, tendremos que decir la orden “siéntate ” y en el mismo momento que se haya sentado le felicitaremos y le daremos el premio que tanto espera.

Jugar con nuestra mascota es una forma adecuada de aprovechar los ratos de recreo con nuestro amigo can para que aprenda a acatar normas y órdenes, como “siéntate”, de manera lúdica.

¿Qué premios dar a mi perro?

 

Es muy importante que el perro asocie las órdenes con cosas positivas para él, como las golosinas. Por esta razón las golosinas juegan un papel muy importante en la enseñanza de esta orden. Estas están compuestas de extractos de diferentes carnes, incluido de sabores dulces con unos aromas extremadamente exquisitos, que facilitan que nuestra mascota preste atención. Si queremos adiestrar a un cachorro, nos tenemos que asegurar que las golosinas sean suficientemente blandas para sus dientes.

¿Cuánto tiempo tarda en aprender la orden mi perro?

Es importante que trabajes con tu perro en un ambiente agradable. Es mejor empezar el entrenamiento de tu perro en un ambiente casero con distracciones limitadas, esto facilitará su aprendizaje y su duración.
Conviene repetir el ejercicio de entrenamiento de la orden “siéntate” a lo largo del día pero sin insistir demasiado, para evitar agobiarlo.

Si es conveniente repetir la orden en diferentes circunstancias y escenarios en los cuales se pueda necesitar, en la hora de comer, antes de cruzar la carretera, antes de salir a pasear, en los trayectos en coche…

¿Por qué es beneficioso que mi perro sepa esta orden?

Adiestrar a tu mascota es la clave para que pueda adaptarse al hogar. Si le enseñas a tu perro la orden de sentarse, te será más fácil controlarlo en casi cualquier situación. Un perro sentado no puede portarse mal, y en situaciones que lo hagan sentirse inseguro o nervioso, la orden “*sit” lo tranquilizará.